No indulta

LA MAJA

Publicado: 2011-11-27

Siempre me ha intrigado la escasez de restaurantes españoles en nuestro medio, sobre todo si lo comparamos con su numerosa  presencia en otras capitales sudamericanas. No tengo la respuesta, pero valga señalar que en octubre, mes de toros, más de un restaurante se aventura a representar la culinaria ibérica con desiguales resultados.

Hace poco más de un mes, en una bonita casona recientemente refaccionada en el centro de Miraflores, abrió La Maja, restaurante que intenta ser un nexo entre la gastronomía peruana y española.

El cocinero es el gaditano Alberto Verdugo, quien hasta hace poco regentó “Uro Asador”, restaurante familiar especializado en carnes, ubicado en Vejer de la Frontera en Cádiz, España.

Siendo un restaurante nuevo (que no novato) se entiende cierta improvisación en el menú y los titubeos de un chef que no logra consolidar una propuesta personal en su afán de meter en mismo saco una causa de pollo con unas croquetas de jamón. Se impone un golpe de timón si quiere permanecer en el giro.

El chef recomienda los fideuá (en la Carta escrito como fideguá), mejor el de mariscos que el de carne, y unos cumplidores fetuchinis de hongos con osobucco. Viendo la trayectoria de Verdugo mejor efecto puede lograr con las carnes a la parrilla y el infaltable pero delicado cochinillo.

En postres pone una rescatable panna cotta de lúcuma sobre alfajor al mortero y un volcán de chocolate de buen sabor pero que llegó poco húmedo a la mesa.

Carta de vinos casera y parqueo complicado dada la densidad de la zona.

La Maja. Calle Alcanfores 699 esquina con San Martín, Miraflores.

Atención de martes a domingo de 12 a 4 pm y de 6 a 11 pm. Lunes cerrado. Todas las tarjetas de crédito. Precio aproximado por plato S/. 25 soles.


Escrito por

María Elena Cornejo

Periodista especializada en gastronomía. Ha escrito sobre restaurantes en la revista Caretas y ha participado en diversos libros y colecciones relacionadas con la gastronomía.


Publicado en

Mucho gusto Perú

un blog gastronómico de María Elena Cornejo