dialoga en Lima y en Loreto

La Pescadería

Publicado: 2012-02-29

Con más dudas que certezas concluyeron cada una de las cinco veces que visité este restaurante. Ubicado originalmente en La Perla, Callao, La Pescadería nació y se consolidó bajo el padrinazgo y dirección de Pedro Miguel Schiaffino, quien llevó a la mesa una propuesta fresca y diferente basada en la pesca de altura y, coherente con su compromiso, la pesca del día. Recordemos que Pedro Miguel fue uno de los primeros cocineros en alertar tanto sobre los peligros de la pesca informal como la expoliación que hace la pesca transnacional.

Hace poco menos de cuatro meses La Pescadería abrió un segundo local en Barranco, pero sin el concurso de Schiaffino. Eligieron y refaccionaron una hermosa casona barranquina de techos altos y claraboya central, mantuvieron la cerámica decorada de los pisos, adornaron las paredes con grandes fotos marinas en blanco y negro, y la amoblaron con mesas y sillas (rústicas pero con estilo) pintadas en blanco. Inmejorable. Mantienen la tienda donde venden productos (mar y tierra) nacionales e importados, todos debidamente certificados, congelados y empacados al vacío.

Me entusiasmo con la cortesía compuesta por un caldito de choros levantamuertos y canchita a discreción, pero los reparos me asaltan a la hora de revisar la propuesta del cocinero Eugenio Mego Silva. Los pejerreyes son sabrosos y bien tratados, pero las conchitas a la chalaca son insípidas y las almejas Kontiki sucumben ante una salsa de tomate tan dulzón  que parece kétchup. Tiraditos y cebiches cumplen su cometido, incluso el arroz con mariscos sale bien librado a la hora del balance general. Veo problemas en la sección “pesca de altura”, no solo porque los puntos de cocción no están bien afinados (pez espada, escolar, mahi mahi o perico y merlín llegan un tanto secos a la mesa), sino porque algunas presentaciones son tan similares que no se nota la diferencia (escolar caramelizado con chaufa, merlín grillado con salsa thai, atún con salsa hoisin y arroz salteado en wok).

Rescato la pesca del día, por ejemplo, el sudado de cabrilla (pescado noble y sabroso como pocos) y los especiales, como el swai (pescado importado de Vietnam) en salsa amazónica, que inevitablemente asocio con la cocina de Malabar.

La oferta de chilcanos y cocteles es variada, no así la de vinos. La Pescadería es un sitio frecuentado por gente joven, de ahí el volumen alto de la música, impropio para los que quieren conversar o intimar.

Hay camino por recorrer y mucho trabajo por hacer detrás de las cacerolas. Veo ganas, proclividad a escuchar y deseos de mejorar. Ojalá lo consigan en el corto plazo porque el proyecto lo merece.

La Pescadería. Gran 689, Barranco. Teléfono 5868423. Horario de atención de lunes a domingo almuerzo y cena. Precio promedio: entradas S/. 12 a S/. 15, fondos entre 30 y 40). La tienda abre desde las 9 am, excepto el domingo que está de 8 am a 6 pm. Capacidad 80 personas. Estacionamiento vigilado en la calle y servicio de valet párking.

Caretas  2 de febrero 2012


Escrito por

María Elena Cornejo

Periodista especializada en gastronomía. Ha escrito sobre restaurantes en la revista Caretas y ha participado en diversos libros y colecciones relacionadas con la gastronomía.


Publicado en

Mucho gusto Perú

un blog gastronómico de María Elena Cornejo